Tercerías: Todo lo que debes saber

Tercerias

¿Qué son las tercerías?

En términos sencillos, las tercerías son procedimientos judiciales donde tercera persona en un juicio, interviene expresando que le corresponde un derecho determinado en relación con el objeto de dicho juicio.

Un caso bastante común es cuando un banco desea embargar los bienes de un domicilio de una persona diferente al deudor a través de una cobranza judicial. En estos casos, el tercero puede defenderse al interponer una tercería para que sus bienes queden fuera del proceso judicial.

Entre los juicios de cobranza (ejecutivos), podemos encontrar cuatro tipos de tercerías como lo son los siguientes:

  1. De dominio
  2. De posesión
  3. De prelación
  4. De pago

Cuando nos referimos a estos efectos encontramos grandes rasgos a las tercerías de dominio y de posesión.

¿De que tratan las denominadas tercerías y posesión de dominio?

  • Tercería de dominio: Esta es la reclamación que un tercero emite en un juicio ejecutivo al señalar que la propiedad sobre los bienes embargados le corresponden y, por ende, va a requerir que se pueda alzar el embargo y posteriormente se puedan hacer entrega de los bienes de regreso.
  • Tercería de posesión: Esta es aquella donde la reclamación es basada en que el tercero está en posesión de cosas embargadas.

Una diferencia importante entre ambas, es que, para términos prácticos, es mas difícil probar una tercería de dominio, que una tercería de posesión.

¿Qué se necesita para acreditar el dominio o posesión de bienes en tercería?

  • Certificado de dominio de la propiedad donde se han embargado los bienes
  • Guías de despacho, facturas o boletas donde aparezca que los bienes son del tercerista.
  • Cuestas de servicios básicos que contengan el nombre del tercerista en el domicilio donde se han embargado los bienes.
  • Contrato de arriendo que tenga el tercerista o algún certificado de residencia.
  • Testigos.

Importante: Se debe señalar que, en un caso de demanda de una tercería de posesión, la prueba testimonial es muy importante, por lo tanto, será necesario contratar un receptor que presente dicha prueba, lo que se considera un gasto aparte de los honorarios de un abogado.

¿Cuándo es necesario presentar la tercería?

La tercería se debe presentar posterior a la realización del embargo y antes de que se hayan rematado los bienes.

¿Qué consecuencias tiene la presentación de una tercería?

Una consecuencia o efecto es que se suspende de forma inmediata el procedimiento de apremio hasta que se haya resuelto la tercería. Por lo tanto, esto significa que no será posible rematar los bienes embargados indebidamente hasta que la tercería haya sido resuelta por el juez.

¿Cuánto dura un proceso de tercería?

El tiempo máximo de una tercería puede variar dependiendo del tribunal donde se haya presentado, en algunos casos este proceso puede durar hasta 6 meses.

Comparte:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Temas relacionados

Contáctanos: